Orlando Bursátil S.A.

Últimas novedades en economía y en el mundo

16 julio2014

Luego de la audiencia, el juez Thomas Griesa permitió el pago a bonistas europeos

El juez norteamericano Thomas Griesa redactó este viernes una orden de aclaración para las entidades bancarias Euroclear Bank y Clearstream Banking en la que les permite efectuar por “única vez” el pago que Argentina realizó el 26 de junio para los tenedores de bonos de deuda reestructurada en dólares.

El magistrado, según la agencia EFE, emitió esta orden horas después de la vista en la que reanudó las negociaciones entre Argentina y los fondos buitre que no se acogieron al canje de deuda y obliga a hacer este pago de una sola vez, en las mismas condiciones que ya permitió a Citibank hace unos días.

En la audiencia de ese mediodía, la abogada Andrea Weiss, que representa al JP Morgan, recordó que esa entidad pidió aclaraciones respecto a la orden de esa corte que habilita al Euroclear, Citibank y Clearstream a pagar esos bonos. Ante ese requerimiento, el juez respondió que volvería a su oficina el próximo lunes y pidió a la abogada que mantenga a su asesor sobre sus necesidades. “Eso todo lo que puedo decir, no quiero hacer nada más por hoy”, culminó.

Varias entidades financieras habían presentado ante Griesa una moción de aclaración sobre qué debían hacer con los fondos que Argentina ingresó a tiempo para pagar a los tenedores de deuda reestructurada y que el magistrado recomendó congelar para que el país no incurriera en un desacato al tribunal, creando un conflicto con las leyes de otros países.

Así, Griesa ha tenido que permitir estas excepciones a la cláusula “pari passu” que él redactó el 23 de febrero de 2012, según la cual protegía a los litigantes (tenedores de bonos de deuda no reestructurada) obligando a Argentina a pagar de manera simultánea a todos los bonistas. Citibank, Eurclear, Clearstream, así como los tenedores de bonos emitidos en pesos bajo legislación argentina, son hasta ahora los que pueden efectuar el pago que el Gobierno realizó a tiempo para evitar el cese de pagos.

Sin embargo, la orden especifica que las demás entidades financieras, entre ellas el Bank of New York Mellon (BoNY) al que se refiere el cese de pagos selectivo declarado el miércoles por Standard & Poor’s, siguen con los fondos congelados.

De todas formas, la interpretación del mercado es que esta apertura de cobro es sólo para el bono Discount en dólares baje ley local. Serían alrededor de 50 millones de dólares sobre un total de 217 millones (ya se pagaron los que se acreditaban en Buenos Aires de bonistas locales).

La nueva orden de Griesa sería solo para habilitar que tenedores de esos bonos que residen en Europa puedan cobrar. “Entiendo que es para la ley argentina en dólares. Pero hasta el momento no vi ninguna orden. Creo que es lo que dijo el juez en la audiencia del viernes y se trataría de los títulos emitidos con ley local”, agregó el abogado de la firma Garrido, Eugenio Bruno.

Qué dice el Gobierno
Al conocer la nueva resolución de Griesa, el viceministro de Economía, Emmanuel Álvarez Agis, afirmó que la decisión “llega tarde”. El funcionario explicó que “técnicamente lo que liberó son bonos que están emitidos en legislación de la Argentina, pero que están denominados en dólares y generalmente están en manos de bonistas que no residen en el país”.

“El juez en la audiencia anterior los había confundido con los del canje, ahora enmendó este error. Se trata de un monto que no supera los 100 millones de dólares”, agregó.

Otras lecturas sobre los pasos de Griesa
Por su parte, la agencia AFP sostuvo que Griesa optó por el “status quo para forzar más negociaciones sobre la deuda argentina”. En su lectura, la citada agencia consideró que el magistrado cambió el tono de sus palabras -al no hablar de default- y que dejó varias situaciones “en el limbo”. Entre ellas, cita el destino de los u$s539 millones depositados por el Gobierno en junio.

En tanto, el periódico norteamericano The Washington Post reprodujo un cable de la agencia Reuters que destaca que este viernes Griesa reprendió al Gobierno y lo instó a retomar las conversaciones. Según la agencia, repudió la posición argentina de desafiar sus órdenes y afirmó que “Argentina no puede dar la espalda a las negociaciones con los holdouts”. “En tono severo”, Griesa sostuvo que las autoridades argentinas realizaron declaraciones públicas “engañosas”, por lo que aclaró que “las deudas no se extinguieron. No hay quiebra, no hay un procedimiento de insolvencia”, sino que “las deudas siguen ahí”.